Páginas

jueves, 20 de enero de 2011

Divide y vencerás

Algo ocurre en esta ciudad que nos anima a hacer leña del árbol caído, a barrer siempre para casa y a intentar derribar al que tienes en frente.

Pasó cuando se anunciaron los recortes en el Teatro de la Maestranza, faltó tiempo para que salieran algunos directores de teatros privados a aplaudir dichos recortes y a exigir que el dinero se repartiera pues era injusto que el Maestranza se llevara tanto dinero mientras que a los teatros privados llegaban exiguas subvenciones.

Y vuelve a ocurrir ahora con la Bienal de Arte Contemporáneo, un proyecto que desde que nació ha contado con enemigos que no toleraban que se invirtiera dinero público en un evento privado al que consideraban megalómano. La BIACS está pasando por muy mal momento y vuelven a rondarla los lobos, ahora han sido los Festivales de la ciudad los que piden que el Ayuntamiento no dé más dinero a la Bienal y que de paso, recaiga en ellos.

Dinero, dinero y dinero. Siempre la misma canción. Lo curioso es que para reclamar ese dinero no se dude en arremeter contra otros proyectos culturales, sean cuales sean. El dinero para mí y a ti que te zurzan.

Duele ver como una iniciativa cultural arremete contra otra de esta manera. Todo es cultura y todos deberían contribuir para que Sevilla sea una capital cultural importante. Pero al final todos dependen de lo mismo, del dinero de las subvenciones y cuando ese dinero escasea... No hay proyecto común que valga.

La Bienal ha estado mal planteada desde el principio, es cierto que no ha cumplido las altas expectativas que se pusieron en ella y que se han cometido errores. También es cierto que un proyecto cultural privado no puede depender de que mamá Junta y papá Ayuntamiento vengan a inyectar dinero al más mínimo problema. Las instituciones no están para eso, pueden y deben colaborar pero no sostener iniciativas privadas. Hasta ahí de acuerdo. Lo que no es de recibo es esa inquina hacia determinados proyectos por el simple hecho de querer un trozo de tarta más grande. Flaco favor se le hace a la Cultura con este tipo de ataques.

Nuestro modelo de subvenciones actual no es sostenible a largo plazo y ya se están viendo los resultados. El fin de las subvenciones debería ser contribuir a lanzar nuevos proyectos y a fomentar un tejido productivo más fuerte. El problema viene cuando esas subvenciones se convierten en el único sostén de los proyectos que renuevan año tras año su oferta en función de esas subvenciones. El modelo debe cambiar porque no es la mejor opción y ya está más que demostrado. En todos estos años ha habido tiempo para que se afiancen los proyectos, si no funcionan, hay que buscar nuevas vías, nuevos modelos, no vivir eternamente del dinero público. Ese es el problema que hay que tratar y que muchos no quieren ver. Derribar al contrario para que haya menos competencia no es la solución y no reporta ningún beneficio al bien común.

8 comentarios:

Juan Fco. dijo...

Totalmente de acuerdo. Mucho cainita (y envidioso) abunda para coger subvenciones.
La BIACS, aparte de educativa, era un filón para el turismo. Una pena que se pierda.

Culturadesevilla dijo...

No creo que sea cuestión de envidias, sino de quererlo todo para uno mismo (por deecirlo de una forma suave). Al margen, claro está de la gestión que haya podido tener la BIACS, bastante mejorable.

Saludos!

Pedro Jiménez dijo...

Hola, creo que no se ha leído bien el comunicado de los Festivales privados de la ciudad, o más bien se ha leído de manera interesada. No se trata de envidia ni de querer estar en todo como se está diciendo. Valoro mucho la labor que hacéis en este blog pero es que la BIACS no es una iniciativa privada con apoyo público, ha sido y sigue siendo, un capricho que ha puesto, en los últimos años, en riesgo el trabajo serio que se hace en la ciudad por el arte contemporáneo.

Los que hemos estado en contra desde el principio lo hemos explicado de muy diversas maneras, quizás haya que ir a las fuentes directas que están bien claras y públicas (http://www.e-sevilla.org/index.php?name=News&file=article&sid=3635)

¿Cómo es posible que un evento que recibe más dinero que el centro de arte municipal pueda ser salvado a toda costa? ¿Qué modelo de política cultural estamos construyendo cuando un evento que no aporta casi nada a la ciudad (que alguien comente dónde se quedó la "bienal paralela") se tiene que mantener en pro del "turismo"? ¿Quién mide eso? ¿Cómo se evalúa la deuda de un evento que ahora ya no interesa a las marcas que lo apoyaron en la primera edición?

Yo creo que la megalomanía no va a ningún sitio y sinceramente, no se trata de repartir el dinero de la BIACS sino se trata de hacer las cosas de otra manera.

Y viéndolo desde otra perspectiva es la primera vez que festivales muy similares en su forma de producirse pero muy distintos en sus disciplinas se coordinan para sacar un comunicado adelante.

Un saludo

Culturadesevilla dijo...

Hola Pedro, si lees con asiduidad este Blog, sabrás que hemos sido muy críticos con la Bienal, con su planteamiento y su gestión. Necesita una reforma urgente y eso es evidente. De ahí a que deba desaparecer... Dices que ha puesto en riesgo el trabajo serio que se hace en la ciudad por el arte contemporáneo, ¿a qué te refieres? La Bienal no es más que una iniciativa, otra más de las ofertas culturales que hay en la ciudad, ¿cómo va a poner en riesgo nada?

En cuanto a los Festivales... no creo que se haya malinterpretado su intención, es evidente que cargan contra la Bienal. No hay mucho más que rascar en ese comunicado. Imagina que el Lope de Vega, el Central y el Maestranza hicieran un comunicado en contra del Teatro Quintero. O que la Fundación Madariaga hiciera un comunicado en contra del Bellas Artes. No es lógico que se ataque de esta manera a una iniciativa que ni les va ni les viene. Si una persona particular quiere poner en tela de juicio la gestión de la Bienal está en su pleno derecho, pero que se unan una serie de Festivales para reclamar más dinero para ellos en lugar de para otra iniciativa me parece totalmente fuera de lugar.

En lugar de atacar por atacar lo que hay que hacer es luchar por conseguir, entre todos, una ciudad mejor. ¿Dónde está el comunicado en contra del cierre de Espacio Iniciarte? ¿O el que exige la ampliación del Bellas Artes?

Un saludo!

Pedro Jiménez dijo...

Hola,

Con ánimo de debatir y no rebatir por rebatir... creo que hay puntos de encuentro en lo que dices. "Todos" (menos Maribel Montaño, si lees su reacción ante el Comunicado de los Festivales) estamos de acuerdo en que las cosas en la BIACS no se han hecho bien. OK, ese es el primer punto de encuentro.

El punto de no-encuentro está en que tú piensas que ZEMOS98 tiene algo que ver con la BIACS y ahí es donde está el error. No tenemos nada que ver, de la misma manera que no tenemos nada que ver con la gestión del Teatro Maestranza. La BIACS, con una sola edición, llegó a sentarse en otro despacho, en un despacho que los Festivales Privados no sabemos en qué calle está. Y no me refiero al despacho donde dan más o menos dinero, sino me refiero al despacho de la impunidad. No sé si has intentando gestionar alguna vez dinero público pero fácil no es y escollos hay que saltar todos los días... ¿cómo es posible que la delegada de cultura siga diciendo que el dinero está ahí sin más, esperando a que decidan si hacen o no la bienal? Eso no es serio.

Ahí hay una diferencia fundamental para tu planteamiento, a mi parecer erróneo, con respecto al "divide y vencerás". Los Festivales privados de la ciudad no se ponen en contra de los eventos grandes y ni siquiera dicen "que quieren el dinero de la BIACS" sino que hay que pensar un reparto más justo.

Te dejo el enlace al comunicado completo ya que la fuente original es de la que yo estoy hablando http://media.grupojoly.com//0000740000/0000740022.pdf

¿Por qué se pone en peligro el arte contemporáneo? Porque se genera, de buenas a primera, una oferta que no cuenta con prácticamente nadie en la ciudad, que los propios agentes culturales más especializados de la ciudad están en contra (y si hilas fino y sabes bien de lo que hablo hay implicados que han rechazado unas importantes regalías contra un modelo que no aporta nada a la ciudad...) Y sobre todo porque sale un dinero, 500mil en el caso de la junta y 300mil en el caso del Ayuntamiento que supera con creces los presupuestos generales para las políticas públicas de arte contemporáneo.

Un dato muy sencillo, ¿qué presupuesto anual tiene el centro de las artes de Sevilla - sede municipal para el arte contemporáneo? Es muy sencillo saberlo, para producción anual no llega a los 150 mil euros... ¿Vamos a seguir aceptando a un evento que dura dos meses y se lleva 300 000 euros?

Yo como gestor cultural me preocupa que una institución que puede generar contacto directo con el día a día no sea fuerte y un evento que llega en plan paracaídas sí lo sea. ¿Por qué es fuerte? ¿Porque es capaz de traer al Rey a la inauguración? ¿Cuáles son los barómetros?

En definitiva que estoy de acuerdo en que si ZEMOS98 como festival estuviera sacando un comunicado contra el MES DE DANZA, por poner un ejemplo, sí estaríamos cayendo en esa lógica del "quítate tú para ponerme yo".

Cuando la Delegada de Cultura nos pregunte qué hacer con esos 300 000 euros le diremos que lo dedique al CAS. Y cuando la Consejería de Cultura nos diga qué hacer pues que lo dedique al CAAC y Espacio Iniciarte.

Por cierto ahí tienes el comunicado contra el cierre de Iniciarte: http://www.diariodesevilla.es/article/ocio/748821/profesionales/arte/denuncian/cierre/santa/lucia/y/los/quotbrutalesquot/recortes/cultura.html

Un saludo

Culturadesevilla dijo...

Coincido plenamente en todo lo que dices referente a la gestión de la Biacs, en eso estamos de acuerdo. Y también estamos de acuerdo en que no es normal ni justo ni ético que se destine un dinero público a la Bienal, un evento privado que ni siquiera aclara sus cuentas. No es de recibo que la delegación de Cultura tenga un Centro de las Artes muerto de la risa mientras le paga el teléfono y el alquiler a la Bienal. Evidentemente eso es totalmente criticable y censurable.

Permíteme que te diga que Zemos98, la Bienal y la Galería de Arte Concha Pedrosa (por poner un ejemplo) sí tenéis algo que ver y estáis relacionados, sois todos industrias culturales residentes en Sevilla y en conjunto lográis que Sevilla tenga una oferta de calidad y variada. Está claro que cada espacio, cada actividad tendrá una forma de ser, unos principios, una gestión diferentes, pero todos entráis en la oferta cultural de la ciudad, como podría entrar este Blog si me apuras. Al menos esa es mi opinión.

Este post no va en contra de los Festivales ni nada por el estilo. Al contrario, gracias a vosotros podemos contar con una programación variada a lo largo de todo el año. Si desaparecieran los Festivales Sevilla sería poco más que un desierto cultural. Pero también es cierto que cada vez sois más festivales y todos pidiendo dinero público. ¿Es eso lícito? Me preguntas si alguna vez he gestionado dinero público, te respondo que no. Ideas no me faltan, pero por desgracia no me sobra el dinero como para montar "algo" y lanzarme a la aventura dependiendo de "x" subvenciones, pues tampoco me parece correcto. Siempre he creido que las subvenciones son buenas para empezar y para crear un tejido productivo variado, pero cuando se convierten en el pan nuestro de cada día, pierden el sentido y más cuando se las dan siempre a los mismos y precisamente por relaciones de amistad (no me negarás que hay personas muy bien colocadas que tienen las subvenciones aseguradas mientras que otros se las ven y se las desean para poder conseguirlas y salir adelante).

En definitiva, no creo que nuestras posturas estén tan diferenciadas. El único matiz que intento destacar en este Blog es que hay otras formas de hacer las cosas. La Bienal no funciona, de acuerdo, vamos a sentarnos a debatir qué modelo sería el más adecuado para la ciudad. Pero hablar de cadáveres y muertos enterrados me parece de lo más frívolo.

Un saludo Pedro!

Pedro Jiménez dijo...

Ahí es donde está el meollo del asunto. El modelo de gestión y de subvenciones. Y ese es el debate que no se ha hecho en profundidad en esta ciudad. Hay proyectos que necesitan subvención, y sobre todo yo creo, que los promotores de los proyectos deben poner en valor las relaciones entre las instituciones, es decir que los proyectos estén sustentados por diferentes instituciones al mismo tiempo para que nadie se sienta dueño de un festival y sobre todo para que triunfe la colaboración... cosa que a día de hoy es una utopía.

Estaría feo que me pusiera a dar datos que conozco cuando no están presentes en esta conversación los responsables de esos datos pero el modelo de dependencia de una única institución es muy muy perverso. Porque la administración te fagocita y porque al final por trabajar por la cultura en la ciudad quedas como una especie de "ladrón" "cazasubvenciones"... cuando estás poniendo, y a eso me refiero con lo de gestionar dinero público, en juego tu trabajo, tu patrimonio personal y tu dinero...

Las entidades privadas somos necesarias para la cultura en esta ciudad porque lamentablemente financiamos que ocurran cosas en esta ciudad. El dinero público está ahí pero nunca, nunca, llega en tiempo y forma y ese es otro punto del debate que estamos teniendo.

Y otro punto que dices ¿sabías que año a año hay que defender el proyecto de subvención como si fuese la primera vez que hablamos con el ayuntamiento? ¿tiene sentido que un proyecto consolidado no tenga al menos un convenio? ¿por que sabes lo que pasa? Que los proyectos no se evaluan convenientemente....

Creo que en todo esto estamos de acuerdo, el único punto que nos desune es que la BIACS, para mi, representa todo lo "peor" de esta política y es indignante que su posición siga estando ahí, por eso yo apuesto, desde antes que saliera porque no estuviera ahí.

Otra cosa que tengo clara es que yo no tengo la solución porque queda mucho por hacer. Y hay que reconocer, aunque ciertamente es lamentable que sea por algo así, a la contra, que los festivales que nos hemos reunido y firmado nos hemos dado cuenta de que es importante esta unión para dar a conocer esta situación y empezar a construir un debate que no es fácil.

Lo que me temo es que aflorarán más las críticas que dicen "mira estos! lo que quieren es quitarle el dinero a la BIACS para gastárselo ellos..." y sinceramente creo que eso tampoco hace bien a nadie, ni al debate, ni a la política cultural de la ciudad.

Un saludo!
y un placer poder debatir por aquí!

Culturadesevilla dijo...

El placer es mío, Pedro, a mí me encanta hablar sobre estas cosas y aprender cosas nuevas porque es evidente que habrá muchas cosas que sabrá mejor el que esté en el meollo.

He vuelto a releer el comunicado de los Festivales y sigo sin estar de acuerdo con las formas. Tal vez con el fondo sí, pero las formas... no sé, quizás sea mi punto de vista o que no esté lo suficientemente claro.

Espero que ese debate al que haces referencia llegue algún día y entre todos podamos seguir avanzando en un modelo cultural más sostenible y de calidad.

Un saludo!