Páginas

sábado, 22 de enero de 2011

Cibercentro Macarena Tres Huertas


Las obras del Cibercentro Macarena Tres Huertas están en su recta final. A falta de que se inaugure, este nuevo edificio municipal ya luce completamente terminado, tanto en su interior como en los accesos.


El edificio, construido sobre una antigua cancha de deportes, entre altos edificios de viviendas, viene a aportar un toque de colorido y modernidad al entorno de la calle José Díaz, al norte de la ciudad. El centro ha sido construido por Emvisesa siguiendo el proyecto de Mediomundo Arquitectos y MOG Arquitectura, que han buscado en todo momento la sencillez y el uso de materiales económicos debido a las limitaciones del presupuesto (420.000€). Hormigón, vidrio y paneles metálicos conforman la estructura y acabados del centro, pintado de un llamativo color rojo. En su planta inferior cuenta con un recinto ajardinado (de césped artificial) con conexión wifi. El contraste de este pequeño prisma con los altos edificios que tiene alrededor resulta bastante llamativo, sobre todo porque se encuentra muy próximo a ellos, junto a un aparcamiento en superficie, una ubicación poco favorecedora pero que logra salvar con éxito.


Los cibercentros son un nuevo equipamiento municipal que pretende acercar las nuevas tecnologías a la población, permitiendo el acceso a Internet y facilitando los trámites on line. Para el diseño de estos edificios se ha optado por una estética atractiva que lleve la nueva arquitectura a los barrios y que sirva de referente para los ciudadanos. Son, normalmente, inmuebles de reducido formato con una sala con ordenadores y otra serie de estancias de uso ciudadano. En el caso de Macarena Tres Huertas nos encontramos, en dos plantas, un área de recepción, una pequeña zona de restauración, aseos, sala de usos múltiples y área administrativa, todo ello rematado por una azotea que permitirá disfrutar de las vistas hacia el río y que también podrá servir para actos públicos de pequeño formato. En su interior se realizarán cursos y talleres.


El único fallo que le vemos al diseño es la valla que cierra el perímetro del edificio. Como hemos comentado en otros posts, en Sevilla se ha convertido en una necesidad el uso de vallas para evitar actos vandálicos, pero desmerecen mucho a los edificios y más cuando se opta por cualquier tipo de valla, como es el caso.

Más imágenes del interior aquí

4 comentarios:

elosoestudioso dijo...

A raiz de tu artículo me ha picado la curiosidad y he ido a ver el edifcio esta misma tarde y lo he reseñado en mi blog "sofisticada crueldad", en el siguiente vínculo.

http://sofisticadacrueldad.wordpress.com/2011/01/23/cibercentro-macarena-tres-huertas/

Muchas gracias por tu valiosa información!

Culturadesevilla dijo...

Me alegro de que el Blog sirva para al menos, sacar a la gente de casa con el tiempo tan frío que estamos teniendo hoy :)

Muchas gracias a ti por la reseña en tu Blog.

Un saludo!

Anónimo dijo...

En mi opinión el edificio no puede ser más feo, parece una jaula y con un color que no va nada con el entorno en el que se encuentra. Pero después de ver las "setas" geniales sin estuvieran en la Cartuja dentro del casco histórico, ya de este ayuntamiento no me sorprende nada.

Anónimo dijo...

"color que no va nada con el entorno", qué gran comentario. el maravilloso entorno que lo rodea. y el color rojo tampoco te gusta. genial.