Páginas

martes, 21 de diciembre de 2010

Plaza de Armas muda de piel


El Wall Art va abriéndose camino en los muros de nuestra ciudad. Quizás el proyecto más ambicioso hasta la fecha ha sido 'Arte para todos' que hace unos meses trajo a más de una treintena de artistas internacionales a la ciudad para decorar diferentes edificios en el Polígono San Pablo. Ahora los graffitis se acercan al centro histórico y a uno de los edificios principales de la red de comunicaciones del área metropolitana: la estación de autobuses de Plaza de Armas.


Hoy se le daban los últimos retoques a la nueva piel que cubre la fachada de la estación hacia el río. El sobrio rojo del ladrillo con que está construida la estación y las pintadas vandálicas que una y otra vez decoraban estos muros, han dado paso a un rico y colorido universo onírico.


Microlibre Producciones, formado por los artistas Bonim, Ome, Sex, Logan y Ed, ha sido el encargado de idear y plasmar en el muro este proyecto que ha sido presentado al Ayuntamiento. Con esta renovación urbana se le da un lavado de cara a la entrada oeste de la ciudad que ya tuvo una primera intervención a nivel de jardinería en los alrededores de Puerta Triana. Lamentablemente la conversión de la explanada de Plaza de Armas en aparcamiento en superficie ha estropeado esta mejora urbana, esperemos que un futuro se rectifique dicho planteamiento y se ajardine toda esta zona.


Según nos han contado a pie de obra, el proyecto seguirá en los próximos días en la zona inferior de Plaza de Armas, junto al río en el skatepark que está siendo ampliado.


Microlibre ya se encargó hace unos años de la decoración pictórica de varias instalaciones de EMASESA como las torres de agua que hay en el Aljarafe.


Aquí tenéis un enlace a un vídeo donde aparece el proceso de creación de las instalaciones de EMASESA.

1 comentario:

Nacho dijo...

Se me pasó comentártelo que lo vi el viernes pasado cuando cruzaba el puente de Chapina. Al principio pensaba que era una pintada más pero conforme me fui acercando la verdad que me quedé maravillado y que no era para nada una pintada vulgar sino una obra de arte.