Páginas

domingo, 5 de diciembre de 2010

Patrimonio en peligro: Casa de los Ibarra

.
Mantener nuestro Patrimonio es una tarea de todos. En la mayoría de las ocasiones son las administraciones las que se hacen cargo de todo ese legado histórico y artístico que abunda cada vez menos en nuestras ciudades. Pero ¿qué pasa cuando esas administraciones se ven sobrepasadas y no consiguen mantener ese Patrimonio? Pues ocurre lo que vemos en las imágenes. Se trata de la Casa de los Ibarra de Alcalá de Guadaíra, ubicada en la ladera del Castillo, en la calle que sube hacia la iglesia de Santa María del Águila.
.
.
El edificio, que estaba en manos particulares (aunque ya no pertenecía a la familia que le da nombre) fue comprado por el Ayuntamiento de Alcalá en 2006 por un importe que superó ampliamente los 700.000 euros, con la intención de destinarlo a usos públicos. El tiempo ha ido pasando y lo que en su día fue un hermoso palacete, hoy muestra un estado de abandono y desidia absolutos.
.
.
Esta casa señorial fue construida a principios del siglo XX, antes de la eclosión del Regionalismo, y es un claro ejemplo de los nuevos propósitos de la burguesía de la época ante las riquezas que generaba la incipiente industria sevillana. Huyendo del ajetreo de la ciudad, fueron muchas las familias acaudaladas que levantaron villas de recreo buscando paisajes idílicos en las poblaciones cercanas o en fincas donde pasar los calurosos meses veraniegos. La Casa de los Ibarra es uno de los primeros edificios construidos por una burguesía que quería emular a la aristocracia mostrando en sus residencias un poder que no provenía de la herencia, sino del trabajo.
.
.
El estilo en el que se levantó el palacete bebe de las nuevas corrientes imperantes en el París decimonónico de grandes bulevares y palacios con buhardillas. En Sevilla tenemos dos bellos ejemplos de este tipo de arquitectura, el Palacio de las Sirenas, en la Alameda de Hércules, y la Casa Rosa, junto al Parque de María Luisa. La casa de Alcalá de Guadaíra se une a ellas en este pequeño escaparate afrancesado del sur de Europa.
.
.
El Ayuntamiento compró la casa en perfecto estado, de hecho, junto con el edificio se compró la conocida como Colección Sanabria, compuesta por más de un centenar de objetos que han pasado a depender del Museo de la localidad. El nulo mantenimiento, los ataques vandálicos, la falta de uso y los temporales del pasado invierno han dejado una triste estampa en la casa, que muestra su peor imagen con la puerta tapiada, los amplios ventanales completamente destrozados y un interior repleto de basura. Desde el Ayuntamiento se informa de que el proyecto de restauración está en proceso de redacción e incluso se aventuró un futuro para el edificio como centro relacionado con la restauración y la hostelería incluyendo un apartado cultural destinado al paisajismo, pero la triste realidad es que el edificio presenta muy mal aspecto y nos invita a reflexionar sobre el por qué las administraciones compran y compran para luego mantener en el olvido.
.
.
Más información en Turismo de Alcalá
.

2 comentarios:

Juaki dijo...

He estado dentro cuando la puerta no estaba tapiada y la cancela estaba abierta y hay una acustica interesantisima. Pense seriamente irme con un grabador a hacer algo de musica alli. Y se podria proponer, limpiandolo todo. De hecho yo me ofrezco a arreglar algo, porque estoy en la escuela de idiomas, justo al lado y llevo 2 años viendo con cada vez mas pena como la gente estropea las mejores cosas de alcala.

Culturadesevilla dijo...

Verdaderamente es una pena el estado en el que está la casa. Como bien propones, este edificio podría tener infinidad de usos y sin embargo están dejando que se venga abajo. Espero que no haya que lamentar su pérdida como ha ocurrido con otros edificios de Alcalá.

Me llamó la atención durante la visita que realicé ayer por el municipio ver las tropelías que se han realizado en materia patrimonial, y que se siguen haciendo porque me parece escandalaso que vayan a derribar un conjunto de casas en una de las calles principales (no sé el nombre) para realizar una nueva promoción de viviendas completamente vulgares, en lugar de mantener el edificio histórico.

Un saludo!