Páginas

miércoles, 8 de diciembre de 2010

CulturTravel: Centro de Interpretación de San Lázaro (Zaragoza)

.
Junto al Puente de Piedra de Zaragoza se hayan los restos del antiguo Convento de San Lázaro. Las obras de reurbanización de esta zona previas a la Exposición Internacional de 2008 sacaron a la luz distintas dependencias del antiguo cenobio, fundado en el siglo XIII por los mercedarios bajo la protección del rey Jaime I 'el Conquistador'. El convento fue ampliándose en siglos posteriores, contando con un hospital donde era atendida la comunidad leprosa de la ciudad, una gran biblioteca, una iglesia de cruz latina con ocho capillas laterales y tres sacristías y hasta tres claustros. El más antiguo de ellos, del siglo XIII, es el que se ha conservado y musealizado, ampliando las visitas turísticas desde el casco urbano de Zaragoza hasta el barrio del Arrabal.
.
.
San Lázaro es un punto fundamental en la historia de Zaragoza, no sólo contó con una de las mejores bibliotecas de Aragón sino que durante el sitio de la ciudad por parte de los franceses se convirtió en bastión para la defensa de la ciudad. Esto le valió ser completamente arrasado y junto a sus muros fueron enterrados miles de personas que habían luchado contra las tropas napoleónicas. Tras la expulsión de los franceses, lo poco que quedó en pie sucumbió por la Desamortización de Mendizábal, reutilizándose algunos elementos como cuartel y quedando la iglesia como cárcel municipal. En 1940 se construye el cuartel de San Lázaro sobre los restos del convento, un edificio que tendría corta vida ya que fue demolido en los años 80. Las ruinas de San Lázaro quedaban en el olvido, enterradas por los nuevos usos de la ciudad.
.
.
Llegamos así hasta nuestros días cuando en las obras de un túnel para el tráfico reaparecen los restos. En una polémica intervención se decide conservar únicamente uno de los claustros mientras que el resto queda cubierto de nuevo, ésta vez con un tratamiento especial para poder recuperarlo en futuras intervenciones. Lo curioso es que unos metros más allá del centro de interpretación de San Lázaro se observan edificios de nueva planta, con sus correspondientes aparcamientos subterráneos y la más que probable destrucción de los restos que aparecieran durante las obras.
.
El resultado de la operación es una moderna plaza que se abre hacia la Zaragoza antigua, junto al parque de ribera habilitado a lo largo del cauce del Ebro. El Centro pasaría desapercibido desde la Plaza si no fuera por un gran óculo de cristal que da luz a los restos en el centro de la misma. El edificio, construido con láminas de madera alberga un pequeño centro de interpretación visitable los fines de semana.
.

No hay comentarios: