Páginas

lunes, 29 de noviembre de 2010

La ruina de la clausura


Tras la majestuosidad de los grandes edificios sevillanos se esconde muchas veces la más absoluta de las ruinas. Ocurrió con el Palacio de San Telmo que mostraba al exterior un prodigio de la arquitectura barroca, mientras su interior estaba prácticamente perdido. Los conventos de clausura son otro ejemplo de este espejismo; pasamos por la calle, vemos esas inmensas moles arquitectónicas y nadie se imaginaría el estado real de esos edificios. Las Teresas en el Barrio de Santa Cruz, San Leandro y ahora el convento de Madre de Dios, en la calle San José, piden auxilio mientras amenazan ruina.
.
La imagen superior lo dice todo. En el convento de Madre de Dios no hay dinero para restaurar y conservar el inmenso patrimonio heredado desde el siglo XV y puede que las lluvias de este invierno sean el detonante para que se pierda parte del edificio. No es momento para buscar culpables, evidentemente ni las monjas tienen recursos para afrontar las costosas restauraciones ni la Iglesia puede destinar tantísimo dinero a esos fines. Es un problema de todos y entre todos habrá que buscar una solución. Lo que no podemos permitir es que Sevilla se venga abajo mientras desconocemos lo que ocurre en sus cimientos.
.
Galería de imágenes (enlace)
.

No hay comentarios: