Páginas

viernes, 19 de noviembre de 2010

Jornada de puertas abiertas en el IAPH

El Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico ha celebrado hoy unas Jornadas de puertas abiertas en las que los ciudadanos hemos podido conocer las instalaciones de un Organismo que se ha convertido en un centro de referencia a nivel internacional.


El IAPH fue fundado en 1989 y ocupa parte del monasterio de la Cartuja, concretamente la zona menos monumental del conjunto, que fue restaurada por Guillermo Vázquez Consuegra. Durante la visita hemos podido recorrer los diferentes talleres que conforman el centro, siguiendo el hipotético recorrido de la obra de arte desde que entra por el muelle de carga hasta que culmina su proceso de intervención.


Con el paso de los años, el IAPH ha ido ampliando sus talleres para dar cobertura a todos los tipos de obra de arte: escultura, pintura, tejidos, cerámica, arqueología, orfebrería y papel. Además también interviene en el patrimonio inmueble (arquitectura) y desde hace unos años cuenta con una subsede en Cádiz donde se ha instalado el Centro de Arqueología Subacuática, ubicado en el antiguo balneario de La Palma, en la playa de la Caleta.


La visita ha estado guiada por diferentes profesionales que trabajan en el centro, desde restauradores hasta historiadores del arte pasando por arquitectos o biólogos, un equipo multidisciplinar que se encarga de todo el proceso por el que pasa la obra de arte desde que llega a la Cartuja hasta que es devuelta a su propietario. La restauración de las piezas va acompañada por un profundo estudio histórico y artístico que, unido a las técnicas empleadas durante la intervención, sirven de referencia para futuras intervenciones.


Varios edificios interconectados por espacios abiertos forman la sede del IAPH. Además de los diferentes talleres, con amplios ventanales que dan luz natural a las salas, también encontramos laboratorios, biblioteca, centro de documentación y estudio... La sensación de tranquilidad propia de los edificios conventuales sigue vigente en la actualidad en el centro gracias a su distribución interna, aquí mejor que en ningún sitio toma sentido la famosa frase 'ora et labora', actualizando el 'ora' como una labor de estudio.


Como 'mágico' han calificado los asistentes el proceso de restauración de las piezas de papel, las más expuestas y delicadas de las obras de arte. Cuando un insecto ataca una pieza de papel, éste desaparece literalmente quedando los surcos o galerías por donde el insecto ha ido pasando (y comiendo). Gracias a las nuevas tecnologías se puede reconstruir ese papel perdido de una forma rápida y sin dañar la obra de arte. La técnica consiste en meter el papel en un depósito con agua en el que se introduce la pasta de papel disuelta en el agua, cuando ésta se retira, la celulosa tapa los huecos existentes: magia. Entre las obras en las que se trabaja actualmente llamaba la atención el contrato por el que Martínez Montañés se comprometía a ser el maestro de Juan de Mesa. Una vez restauradas las piezas de papel se introducen en cajas especialmente preparadas para cada documento y la idea es que dicha pieza sea conservada, apostándose por la digitalización de los documentos, de tal forma que se manipule el original lo menos posible.


La sección de arqueología también escondía otra pequeña joya (y nunca mejor dicho), se trata de una pieza de marfil que en su día formaba parte de una arqueta. La pieza fue hallada en la necrópolis de La Joya (Huelva) y data de los siglos VIII-VI a.C.


Como decíamos al principio de la entrada, el IAPH se ha convertido en estos 21 años en un centro de referencia a nivel internacional por la calidad de sus actuaciones. Han sido más de 10.000 las piezas sobre las que se ha intervenido, algunas de gran valor sentimental como el Giraldillo, la Virgen de la Estrella o el nazareno de Pasión, obra de Martínez Montañés. Pero la labor del IAPH no está ni mucho menos culminada, nuevos talleres de trabajo o el estudio del patrimonio inmaterial andaluz son algunos de los proyectos que está llevando a cabo actualmente.



Para Sevilla y para Andalucía es todo un lujo contar con este Centro y por ello os animamos a que lo visitéis bien en próximas jornadas de puertas abiertas o solicitando una visita guiada (visitas.iaph@juntadeandalucia.es) que se celebran los fines de semana a las 12 y a la 13.


Web del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (enlace)

6 comentarios:

Dani Puertas dijo...

La verdad es que es un Centro realmente interesante! No he podido ir a la jornada de puertas abiertas.. pero ya había tenido la gran oportunidad de ver como trabajan en el IAPH!

Definitivamente tenemos que estar orgullosos de su calidad y eficacia!

Saludos!!

Culturadesevilla dijo...

Lástima que sea tan complicado entrar a trabajar allí porque desde luego desde fuera pinta muy bien :)

Un saludo!

Dani dijo...

pues sí... ¿pero dónde no es complicado entrar a trabajar? La situación es muy complicada para recién titulados...

a veces creo que la única solución para TODO es hacer unas Oposiciones...

Culturadesevilla dijo...

Lamento disentir, Dani. En absoluto creo que la única solución sea hacer unas oposiciones. Será que por naturaleza soy muy crítico con el estado funcionarial y me niego a aceptar que esa sea la mejor o la única solución. Está complicado, sí, pero creo que es mucho más útil para la sociedad en general que unos se dediquen a las oposiciones y otros emprendan. Todos funcionarios no podemos ser (y Dios nos libre).

Un saludo!

Dani dijo...

me parece que no me expliqué bien... no defiendo el sistema de funcionarios que tenemos en España, Andalucía o Sevilla (de hecho lo critico cada vez que puedo...). El problema es que a poco que busques trabajo, parece ser la única opción que queda!!
Para el IAPH, para cualquier Museo (y cualquier puesto!!), para maestro/profesor, para lo que sea... hay que estar X años estudiando unas oposiciones que no te preparan para el puesto, si no para superar el dichoso examen...

y lo realmente triste es que parece ser la única opción que queda si queremos trabajar en el ámbito cultural...

Culturadesevilla dijo...

Sí, te entendí bien, únicamente quería transmitirte mi ánimo para que no te rindas, que mucha gente acaba sucumbiendo a las oposiciones porque cree que es la única solución, y me da mucha pena porque creo que se podrían hacer grandes cosas si no nos limitáramos a rendirnos y ponernos a estudiar para ser profesor de instituto.

En cuanto al IAPH, al ser una agencia pública, no se entra por oposición, sino por curriculum, pero claro, entonces vamos a lo de siempre, ¿quiénes entran? Pues el que conoce a 'fulanito de tal' o el que viene recomendado por 'menganito de cual' que ya está allí dentro. Y ojo, eso no quita que sean grandes profesionales, si están ahí es porque valen, pero es un coñazo que los que no tenemos padrino no podamos demostrar que también valemos.

Tú no te rindas, ya verás como al final encuentras algo, de verdad :)