Páginas

sábado, 9 de octubre de 2010

CulturTravel: MAXXI (Roma)

.
El Museo Nacional de Arte del Siglo XXI (MAXXI) de Roma nació con una idea algo diferente a la de la mayoría de los museos. Mientras que normalmente un museo surge para acoger una colección concreta o para mostrar al visitante un aspecto determinado de la sociedad en la que vive, el MAXXI fue creado para ir mostrando al mundo un arte que todavía no ha sido creado y que se irá incorporando a la colección del museo conforme vayan pasando los años y los artistas vayan expresando su nuevo lenguaje.
.
.
El concurso de ideas fue ganado en 1998 por el estudio de arquitectura de Zaha Hadid y han sido necesario más de diez años de obras para finalizar este complejo cultural ubicado en la ciudad eterna y que fue inaugurado en 2009. El Centro se divide, fundamentalmente, en dos secciones, la dedicada a las artes plásticas y la que gira en torno a la arquitectura. De momento, la colección artística del MAXXI la componen más de 300 obras de artistas de la talla de Warhol o Kapoor, mientras que en el apartado arquitectónico, alberga archivos, proyectos y colecciones fotográficas de diferentes arquitectos del siglo XX.
. .
El edificio, como la mayoría de las obras de Zaha Hadid, parece una mezcla entre la arquitectura organicista de ascendencia natural y un diseño que podría aparecer perfectamente en películas de ciencia ficción como decorado de otro planeta. La complejidad de las obras de Hadid es archiconocida, de hecho, sus obras, además de ser un quebradero de cabeza económico, suelen alargarse en el tiempo debido al lenguaje novedoso que utiliza la arquitecta iraquí, premio Pritzker de Arquitectura en su edición de 2004.
.
.
Como decíamos, una de las líneas maestras del MAXXI es mostrar la arquitectura de nuestro tiempo, su relación con el hombre y las sociedades que crean dicha arquitectura como una muestra de su evolución y de su idiosincrasia. Y ¿qué mejor contenedor para estos principios que la obra de una de las arquitectas más conocidas y rabiosamente contemporáneas? El Museo acoge dos grandes sectores en su interior, comunicadas por un atrio de doble altura, la colección de arte y las galerías dedicadas a la arquitectura. Además, podemos encontrar salas de exposiciones temporales, biblioteca, auditorio, mediateca, diferentes espacios para actividades culturales y una amplia zona comercial con tiendas, librería, restaurante y cafetería. Todo lo necesario para pasar el día completo en este centro que pretende ser más que un museo.

El edificio se alza sobre una antigua fábrica de coches y en el solar de un cuartel militar. El diseño exterior da una idea de la complejidad de su interior con curvas, contracurvas, paredes que parecen retorcerse sobre sí mismas mostrando un caos perfectamente ordenado y pensado para que el visitante se distribuya sin problemas de unas salas a otras, pasando siempre por el atrio central que sirve de nexo entre los diferentes espacios del museo. En la última imagen podemos ver un render del diseño del edificio desde una vista aéra; los diseños de Hadid se caracterizan por mostrar entes espectaculares que, cuando los vemos construidos, no terminan de sorprender tanto. Sus renders son tan espectaculares, con unas texturas tan irreales, que cuando vemos el edificio conlcuido, en hormigón y a la luz del día, se nos queda una sensación extraña ante lo que estamos viendo. Gran arquitectura, sin duda, pero mucho más terrenal de lo que aparenta el diseño virtual.

Web del Museo Nacional de Arte del Siglo XXI aquí

3 comentarios:

Maese dijo...

Un museo bastante espectacular, me recuerda mucho a la biblioteca del parque del Prado...¡ah, no! que no hay ninguna biblioteca allí...

Culturadesevilla dijo...

Sí que es una pena que la biblioteca haya sido paralizada, y más cuando se trata de un edificio de carácter cultural. ¿A quién molesta una biblioteca?

Quizás la opción del parque no fuera la más idónea pero también es cierto que ese parque necesita algo más de vida. Lo que no termino de comprender es que los vecinos se quejen por todo, ahora les molesta el Festival de las Naciones. Ese parque nació más como lugar donde realizar eventos (de ahí su explanada central) que como parque al uso (que también) ya que tiene justo al lado el Parque de María Luisa.

Saludos!

Maese dijo...

Supongo que los vecinos lo único que quieren es un parque desierto, pero bien cuidado, para tener tranquilidad y vistas. Tengo mis dudas de que la muerte de un árbol o el incumplimiento del PGOU les impida conciliar el sueño. De todas formas están en su derecho de quejarse o emprender las medidas legales que quieran, el problema en este caso parece que fue la chapuza y precipitación del ayuntamiento (una vez más) con los trámites y burocracia pertienentes. Imagino que si hubieran realizado todo como es debido, ningún tribunal podría parar la obra (como ha sucedido en la Torre Cajasol).