Páginas

jueves, 16 de septiembre de 2010

La Gestión de la Cultura en Sevilla


Parece que ya está más que decidido, será el Patronato de los Reales Alcázares quien se encargue de gestionar (y mantener económicamente) el nuevo Antiquarium de la Plaza de la Encarnación. ¿Tiene esto sentido? La verdad es que no.
.
Hasta hace cinco años, el Real Alcázar se mantenía sólo, era un ente autosuficiente. Los ingresos obtenidos por taquilla se destinaban a su mantenimiento y a llevar a cabo labores de conservación y restauración. De repente, a algún iluminado del Ayuntamiento se le ocurrió que también debía asumir los costes de mantenimiento de las Casas Consistoriales. Se cambiaron los Estatutos sin someterlo a votación, por orden del alcalde y se acabó. Ahora se pretende que el Alcázar asuma también los costes de mantenimiento del Antiquarium. Evidentemente, todo ese dinero que se destina a restaurar las Casas Consistoriales o a mantener el Museo de la Encarnación, se le quita a los trabajos de restauración y conservación del Alcázar. Nuevo cambio en los Estatutos, "porque sí, porque yo lo digo". ¿Se tiene en cuenta a algún experto? No. ¿Se hace un debate en el seno del Patronato para discutir este tema? Tampoco. Y lo mismo daría, porque en el Patronato ya sólo quedan los cargos elegidos por el alcalde, los demás dimitieron por los atropellos cometidos.
.
Todo esto ocurre por tener a dirigentes que ni saben apreciar nuestro Patrimonio ni saben absolutamente nada de gestionar la Cultura y el Patrimonio. El alcalde se sacó de la manga hace unos años el ICAS, un organismo que imitaba (copiaba) el existen en Barcelona. Pero como siempre, las cosas se copian mal y no sirven para nada. Para lo único que ha servido es para que la Delegación de Cultura tenga dos organismos paralelos. Lo que debería haber servido para agilizar la gestión de la Cultura en la capital andaluza, finalmente sólo ha servido para que Maribel Montaño tenga otro renglón en su currículum.
.
Parémonos un momento a pensar. Actualmente del Ayuntamiento dependen los Reales Alcázares, el Costurero de la Reina, el Castillo de San Jorge y el Centro de las Artes de Sevilla. A estos espacios se sumarán, antes o después, el convento de Santa Clara, el antiguo Mercado de la Puerta de la Carne y los Baños de la Reina Mora. ¿No sería más lógico que todos estos espacios dependieran del Institudo de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS), que para ello fue creado? El único espacio que debería ser autónomo es el Alcázar, por su importancia, por su historia y por su relevancia turística y representativa.
.
Si seguimos añadiendo "lastres" al Patronato del Alcázar, llegará el día en el que no podrá asumir más intervenciones en el Palacio y empezarán los problemas de conservación. Por suerte, en mayo hay elecciones locales y puede que en el nuevo equipo de gobierno entre alguien con la formación necesaria para reconducir la Cultura sevillana y deshacer todos los entuertos que se están llevando a cabo por personas sin ningún tipo de interés en hacer de Sevilla una ciudad importante en el panorama cultural internacional.
.
.

2 comentarios:

Du Guesclin dijo...

No te preocupes, si la cosa no funciona siempre se podrá abrir una nueva oficina de la Agencia andaluza de Flamenco, como en la Casa de Murillo o en Santa Lucía, donde ya luce el cartelón.

Saludos.

Culturadesevilla dijo...

El otro día pasé por Santa Lucía y me llamó la atención precisamente la rapidez con que se ha colocado el rótulo en la fachada trasera de la iglesia. Cómo se nota que para unas cosas siempre hay dinero.

Un saludo!