Páginas

miércoles, 25 de agosto de 2010

Nueva tala de árboles en la Cartuja

.
Hace apenas dos semanas tomábamos esta imagen en la Cartuja, en las obras del nuevo Auditorio que construye la SGAE. Como se puede apreciar, la avenida Americo Vespucio contaba con varios árboles en este tramo. Pues bien, parece que los árboles le estorbaban a alguien y según denuncian en ABC han sido talados sin más miramiento. Sevilla va camino de convertirse en una ciudad desierto, cada vez son más las zonas áridas inauguradas por este Ayuntamiento aficionado a las plazas duras y cada son más los árboles talados, mutilados o directamente muertos que vemos por nuestras calles. Eso sí, casi es preferible que no replanten ni uno más porque duele ver como se secan al cabo de las semanas por el nulo mantenimiento de Parques y Jardines. Sevilla ciudad verde... JA.
.
Fuente e imagen en ABC
.

2 comentarios:

RRomán. dijo...

En la calle Peris Mencheta, el año pasado "intentaron" hacer una plaza con naranjos. Pues bien, de los 10 naranjos plantados se han secado casi todos. Los han dejado morir literalmente. Nadie los riega, salvo los vecinos y con muy escasos medios para esta labor. Los macetones nos lo dejaron para que plantaramos a nuestro antojo; pero la oculta botellona de la Alameda hace que ciertos individuos las utilicen de urinario o papelera. Un caos total.

Culturadesevilla dijo...

RRomán, conozco el caso que dices, precisamente hace poco he pasado por ahí. Como tu caso hay varios por toda la ciudad, se adecentan zonas que antes estaban invadidas por los coches y se plantan naranjos. Pasan los meses y mueren todos porque nadie se ocupa de ellos. Comentas que en Peris Mencheta los vecinos os hacéis cargo de regarlos y aún así se han secado. Entonces habrá que ver si esos árboles están bien plantados y en la época que corresponde porque no es normal que si están atendidos por vosotros, aún así se sequen.

Sinceramente, muchas veces pienso que las comunidades de vecinos que se encargan de mantener las zonas verdes y árboles que tienen en sus alrededores deberían contar con algún tipo de beneficio por parte del Ayuntamiento. De este modo serían más las comunidades vecinales que se animasen a cuidar de las zonas verdes y además, el Ayuntamiento no haría la dejación de funciones que vemos a diario.

En cuanto a los individuos... una pena. La falta de educación y civismo es una lacra que parece ir cada vez a peor.

Un saludo y suerte con esos árboles.