Páginas

domingo, 11 de abril de 2010

Crónicas urbanas_Jardín Americano

Culturadesevilla no podía faltar a la reapertura del Jardín Americano. La visita nos dejó una sensación contradictoria. Por un lado la alegría de recuperar una zona magnífica heredada de la Expo'92 y que había sido injustamente maltratada y abandonada durante los últimos 18 años. En el extremo contrario vimos muchas deficiencias que no se entienden después de dos años de trabajo y 8'5 millones de euros de inversión.
.
Entrando por el recuperado puente que hay junto a la Pasarela de la Cartuja nos encontramos el "Jardín" de las Pergolas. Lo ponemos entre comillas porque de jardín tiene poco, más bien es un descampado de albero a medio terminar. Se han recuperado las pérgolas de la Expo y esperemos que pronto den una buena sombra, pero no entendemos para qué sirve dar sombra a un descampado de albero en un Jardín botánico.
.

.
Desde la zona de las pérgolas se accede a lo que realmente podemos denominar jardín. Pasamos por debajo de la Pasarela que se ha adecentado al menos en el tramo en que coincide con el Jardín, el resto sigue necesitando una buena mano de pintura.
.
.
Sin duda el espacio más emotivo y más "monumental" es el Umbráculo. Lamentablemente se ha perdido su primitiva condición de invernadero donde se conservaban cientos de plantas de origen americano aclimatadas a Sevilla gracias a las condiciones idóneas de un invernadero. El tiempo ha hecho que sea imposible recuperar esa función y se ha dejado como umbráculo para que crezcan las plantas que necesitan mayor protección de las temperaturas que llegamos a sufrir en Sevilla.
.
.
El paseo por el Umbráculo es una gozada, siendo la zona más interesante del Jardín por la cantidad de verde que vemos.
.

.
En la siguiente imagen vemos la razón por la que no era posible recuperar el invernadero. Los años de abandono han hecho que los árboles crezcan sin control y rompan el techo del mismo. Para dotar nuevamente de climatización a este espacio hubiera sido necesario talar varios ejemplares algo del todo incomprensible en un Jardín de estas características.
.
.
El umbráculo se comunica con el Pabellón de la Naturaleza, actualmente en obras para acoger un centro de sensibilización ambiental. También aquí hemos de lamentar la pérdida, por desidia, de la burbuja amazónica que acogió durante la Expo.
.
.
Un bello mosaico se ha instalado bajo la Pasarela de la Cartuja con motivos vegetales. Aprovechamos esta imagen para comentar algo que no nos ha gustado en absoluto. En su obsesión por dotar de carril bici a todo centímetro cuadrado de esta ciudad, el Ayuntamiento ha instalado un carril bici por dentro del Jardín Americano, partiéndolo en dos. Nos parece totalmente absurda esta actuación teniendo en cuenta que por el Camino de los Descubrimientos hay un carril bici así como en el Paseo Juan Carlos I, al otro lado del río. El Jardín Americano debería haber sido un espacio acotado donde pasear y disfrutar de la naturaleza, el colocar un carril bici por medio, dividiéndolo en dos, da una idea de la falta de tacto de nuestro Ayuntamiento.
.
.
Dejando atrás la zona heredada de la Expo, llegamos a la ampliación realizada con motivo de la actual intervención, con dos zonas destinadas a acoger cactus y plantas crasas. Esta zona está excesivamente despejada, suponemos que con el paso del tiempo se irán plantando nuevas especies para dar un mayor sentido de Jardín al espacio.
.



.
Siguiendo el carril bici llegamos a la zona de la antigua esclusa, ahora sin uso y puramente decorativa.
.


.
Por último llegamos a la zona de las plantas acuáticas. Aquí nuevamente se observa una dejadez incomprensible tras una inversión de tantos millones de euros. La zona de las cascadas y pasarelas peatonales de madera está en bastante mal estado, ha envejecido mal y no sabemos si no se ha limpiado o si la limpieza no ha dado los frutos esperados, pero lo cierto es que necesita una actuación urgente.
.
En cuanto al nuevo jardín de la ciaboga, el resultado también deja bastante que desear, se ha hecho un lago con parte del antiguo canal de la Expo pero de nuevo vemos exceso de albero y demasiados espacios libres para ser un Jardín, hay árboles plantados, pero aún así parece que las obras se han acabado con prisas y no se ha seguido un diseño adecuado a la categoría del Jardín.
.
.
Para finalizar la visita queremos dejaros estas dos imágenes que corresponden al nuevo eje peatonal / ciclista que recorre el jardín de ribera desde el Americano hasta el Alamillo. Una zona muy agradable para el paseo pero que inexplicablemente estará abierta las 24 horas del día, con el consiguiente deterioro que puede llegar a padecer. Este mural de grafiti decora el muro que hay junto al puente de la Barqueta.
.

.
En definitiva, debemos alegrarnos de que se haya recuperado este espacio para la ciudad, pero son demasiadas las sombras que hemos encontrado. Demasiados espacios vacíos en lo que supuestamente debe ser un jardín y un diseño general del espacio algo desafortunado en puntos como la ciaboga. Falta mucho trabajo por hacer, tanto a nivel de plantas como a nivel de adecentar espacios, sobre todo la zona de las cascadas, excesivamente sucia y sin plantas ornamentales en lo que ha sido denominado "Jardín de plantas acuáticas". Sin embargo, lo que menos nos ha gustado es el excesivo protagonismo del carril bici. De los 8'5 millones de euros invertidos, no nos extrañaría nada que la mayor parte se lo haya llevado dicho carril, sobre todo la pasarela flotante instalada en el cauce del río y que estará abierta las 24 horas del día. Ese dinero podría haberse destinado a recuperar más especies y hacer del Jardín Americano un auténtico jardín.
.
Queremos felicitar a la Fundación Naturalia XXI por luchar contra molinos de viento y haber conseguido la recuperación de este espacio. Queda camino por recorrer y cosas que mejorar pero les deseamos muchísima suerte en esta nueva etapa del Jardín Americano.
.

4 comentarios:

Alberto Martín dijo...

Estupendo el reportaje, como siempre, pero creo conveniente hacer algunas consideraciones.

Con respecto al carril bici no creo que sea un error. Hay que tener en cuenta que está construido aprovechando el antiguo vial de servicio de Expo´92, vamos que se ha sustituido una carretera por un camino peatonal y un bicicarril que más que "dividir" el Jardín creo que lo vertebra y le da más posibilidades de disfrute.

La pasarela sobre el Gudalquivir era algo impuesto por la propia filosofía en la que se basa la actuación de la CHG sobre las márgenes del rio y que financian los fondos Feder. No olvidemos que la recuperación de los jardines ha sido posible gracias a este programa.

En cuanto a la esclusa también hay que verle el valor educativo de la misma.

Sevalber dijo...

Gracias por este estupendo reportaje.

De buena fuente me llega la noticia de que la pasarela flotante y el paseo de ribera NO estarán abiertos las 24 horas, téngase en cuenta entre otros factores la inexistencia de alumbrado en dicho paseo.

Respecto al carril bici, ya sabes que no soy precisamente uno de sus principales defensores, pero en este caso estoy de acuerdo con Alberto en que desdoblar la antigua carretera de la Expo en un camino peatonal y un carril bici es un acierto. De lo contrario estaríamos asistiendo al sempiterno abuso de los ciclistas sobre los peatones como ocurre, por poner un ejemplo cercano, en el Paseo Juan Carlos I, más parecido a veces al velódromo de Anoeta...

Sin olvidar en absoluto los 17 años de abandono y las carencias que presenta, todos debemos felicitarnos por la recuperación de este fenomenal espacio, y también debemos estar muy atentos para evitar que se degrade y para se optimice poquito a poco.

Saludos.

Culturadesevilla dijo...

No tengo nada en contra del carril bici, al contrario, lo utilizo mucho porque me encanta montar en bicicleta. Únicamente me parece inadecuado el tramo que atraviesa el Jardín, en el resto del vial de servicio de la Expo me parece estupendo que se haya puesto el carril para poder recorrer toda esa ribera en bicicleta, pero dentro del Jardín, pues no lo veo, más que nada porque es un lugar para el paseo y el disfrute de la naturaleza, no para estar atento por si viene una bici a toda velocidad.

En cuanto a la apertura, espero que sea así y haya un horario en el que se cierre. La verdad, dudo que a determinadas horas alguien recorra el carril bici del Camino de los Descubrimientos por lo que aún es menos comprensible que esté abierto de noche el del jardín de ribera y más con el daño que pueden causar determinados energúmenos no sólo a esa zona, sino saltándose al Jardín Americano o a los Jardines del Guadalquivir.

Aún así, espero que se vayan solucionando determinados temas, como el de las visitas guiadas ya que no queda claro si se puede ir por libre o únicamente concertando la visita.

Un saludo!

Sevalber dijo...

Si no ponen el carril bici nadie te garantiza que no venga una bici a toda velocidad, ya he puesto el ejemplo del Paseo Juan Carlos I, o como está pasando en muchísimas aceras de nuestra ciudad donde lamentablemente hay que estar atento por la cuenta que nos tiene... Habiendo carril bici los ciclistas se ven más obligados a usarlo, lo cual supone una mayor tranquilidad para los peatones. Es lo que hay...

En lo de las visitas guiadas el otro día recibí un correo de la empresa que las gestiona, deben ser en grupos de 5 a 25 personas, supongo que para grupos menores o visita individual te asignarán a un grupo mayor. Hay que aclararlo en este correo: administración@algakon.es