Páginas

martes, 23 de febrero de 2010

Arte en la calle "Triunfo"

.
La Plaza del Triunfo, uno de los enclaves más bellos de Sevilla se encuentra rodeada por los grandes exponentes arquitectónicos de la ciudad, ni más ni menos que la Catedral con su Giralda, el Archivo de Indias y los Reales Alcazares. Además, el imponente monumento a la Inmaculada, obra de Espiau y Coullaut Valera de 1918, centra prácticamente todo el protagonismo. Sin embargo, el nombre de la plaza proviene de un pequeño monumento que pasa bastante desapercibido y que más que un monumento es un Triunfo.
.
.
El pequeño templete elevado sobre un artístico pedestal fue construido en 1757 por iniciativa del Cabildo Catedral como acción de gracias por los reducidos efectos que el Terremoto de Lisboa ocurrido dos años antes había tenido en la ciudad. La mañana del 1 de noviembre de 1755, durante la celebración de los oficios con motivo del Día de Todos los Santos, parte de las bóvedas de la Catedral, concretamente su crucero, se vinieron abajo. Sin embargo no se produjo ninguna víctima mortal, el público que abarrotaría el templo se congregó junto al Archivo de Indias justo dónde hoy se levanta el Triunfo. Lisboa fue prácticamente arrasada, en Sevilla la tradición dice que las mismísimas Santa Justa y Santa Rufina sostuvieron la Giralda para evitar su derrumbe. Sea como sea, se decidió levantar un monumento a la Virgen en acción de gracias.
.
.
Y éste es el monumento que conservamos hoy día; construido en mármol blanco, negro y rojo, se compone de un alto pedestal ricamente decorado con roleos, volutas y pilastras sobre el que se sitúa un pequeño templete que alberga la imagen de la Virgen con el Niño. Completan el conjunto cuatro faroles de fundición realizados por Juan de Mencía. El monumento sirvió para realzar la conocida como Plaza del Rey, que tomaba su nombre del edificio que se encontraba donde hoy está la Casa de la Provincia.
.

2 comentarios:

Carlos dijo...

Esta historia la desconocía hasta que me la contó un amigo mío, cuando estábamos viendo las tunas, y la verdad, muchos la desconocemos y no debemos olvidarla por lo que representa en la vida de los sevillanos.

Moe de Triana dijo...

Gracias por regalarnos todos estos datos sobre nuestra ciudad, nunca está de más conocer estos trocitos de nuestra historia.

Un saludaso.