Páginas

martes, 12 de enero de 2010

El ejemplo levantino

Desde Alicante nos llega un proyecto muy interesante. Al igual que Sevilla, la ciudad levantina ha visto en los últimos años como su tradicional fábrica de tabacos echaba el cierre quedándose un gran conjunto de edificios construidos entre el siglo XVIII y el XX sin uso. Sin embargo, los alicantinos han sido un poco más hábiles que nosotros y no sólo han ideado un proyecto para estos edificios que genere riqueza y calidad de vida para sus habitantes sino que ya está en marcha, y precisamente con los Fondos estatales que en nuestra ciudad se han usado para remodelar aceras y otras obras que dan pan para hoy y hambre para mañana.
.
.
El proyecto para la Fábrica de Tabacos de Alicante consta de dos fases. La primera, a punto de inaugurarse, se centra en los edificios más recientes, concretamente tres naves levantadas en el siglo XX y que, tras la remodelación llevada a cabo por el arquitecto Juan María Boix, darán paso a varios espacios: la sede de la Banda Municipal de Música, con un auditorio para 300 personas; el Archivo Arqueológico, un Laboratorio donde serán analizados y estudiados los restos que vayan apareciendo en la ciudad; la Oficina de Conservación del Patrimonio Histórico Artístico de la ciudad; la Fábrica de Ideas, donde tendrán lugar exposiciones y todo tipo de actividades culturales y por último, una zona ajardinada donde se incluye un interesante jardín vertical diseñado por Juan Carlos Castro y Nathalie Gidron y que sigue de cerca el exitoso experimento llevado a cabo en el Caixaforum Madrid, pero añadiendo un plus, éste será visitable por dentro.
.
.
Para una segunda fase, que también se presentará a los Fondos estatales de este 2010, el proyecto contempla la restauración del edificio histórico del siglo XVIII donde se ubicará un Museo dedicado a las Cigarreras y a la historia de esta industria en la localidad, así como una biblioteca. Cada fase cuenta con un presupuesto de cinco millones de euros.
.
.
Es curioso que mientras en Sevilla tenemos una fábrica totalmente abandonada, en un espacio inmejorable (junto al río, frente al casco histórico, bien comunicado con una parada de Metro cerca…), en Alicante ya le hayan dado un uso a su Fábrica. En Sevilla el Ayuntamiento intentó que la Escuela de Arquitectura se mudara a este inmueble (un uso privado) pero los socios de IU se negaron, alegando que ese espacio debe mantener su uso industrial. En pleno siglo XXI, en un espacio dentro de la ciudad y se empeñan en darle un uso privado e industrial a un lugar que podría convertirse en un foco cultural de primera magnitud. En Alicante miran al futuro apostando por la Cultura. En Sevilla dejamos que el edificio quede abandonado y encima sólo se pretende un uso más propio del siglo XIX cuando las fábricas estaban dentro de las ciudades con el correspondiente perjucio para la ciudadanía. Dos formas bien diferentes de enfocar el devenir de una ciudad. Por no hablar de equipamientos como una Oficina de Conservación del Patrimonio o un Laboratorio que estudie los restos arqueológicos que aparezcan en la ciudad, entidades que en Sevilla no podemos ni soñar con tener. ¿Qué opinais?
.
Imagen superior de Google Maps.
Renders del Complejo Cultural Las Cigarreras tomadas de Urbanity
Más información aquí
.

6 comentarios:

Jaskier dijo...

Yo opino que... Deberiamos mudarnos todos a Alicante xD

Pues la verdad es que la propuesta alicantina es una original y con un gran porvenir, si siguieramos su ejemplo ganariamos enteros culturalmente. No tendría que ser igual, claro, pero usar ese espacio para la cultura en general, podría usarse para diferentes museos (¿El anhelado de Arte Moderno?) y centros de investigación de primer nivel.

¿De verdad solo podemos soñar con que esto ocurra en Sevilla?

eventoensevilla dijo...

@ Jaskier: La solución fácil sería, como bien dices, mudarnos. Sólo hay que visitar otras ciudades españolas para ver el partido que le sacan a sus espacios culturales y patrimoniales. Además, es que es una fuente de empleo y riqueza alucinante, los que nos dedicamos a estos temas, en Sevilla, apenas tenemos oportunidad de encontrar trabajo, sin embargo en otras ciudades hay mucha más oferta... pero eso es otro tema.

Lo realmente complicado es quedarnos aquí e intentar mover un poco las conciencias. El problema está en luchar con molinos de viento o directamente con muros, porque es más fácil hacer ver ciertas cosas a una rana que a determinados políticos que nos gobiernas. Únicamente les recomendaría viajar un poquito, y no para conocer los grandes hoteles y restaurantes, que es para lo que viaja esta gente, sino para conocer las ciudades, cómo funcionan, cómo viven, y quizás, traerse buenas ideas y aplicarlas en Sevilla.

Una utopía, me temo.

Un saludo!

pruq dijo...

Hace unos años como proyecto de fin de carrera de arquitectura, se planteó reconvertir la fábrica de los remedios en un foco cultural del que dicho sea de paso ese barrio carece. Pude poner mi granito de arena al presentar satisfactoriamente mi proyecto fin de carrera para implantar dos salas de teatro y un paseo fluvial que recupera uno de los pocos tramos urbanos que conserva el bosque en galería original.
Desde entonces he ido dando vueltas a posibles usos de este espacio, que pasan por eliminar su uso industrial, pero no necesariamente por hacerlo público, la empresa privada tiene también algo que decir al respecto.
Otros ejemplos, como la fábrica de artillería, de sombreros y de la trinidad que están ultimamente de actualidad, nos recuerdan las enormes posibilidades que existen en esta ciudad, esperando a que las aprovechemos.
Un saludo

eventoensevilla dijo...

@ Pruq: Sería interesante conocer esos proyectos, a ver si te animas y los cuelgas en tu Blog :)

Cuando dices lo de la "empresa privada" ¿te refieres a que se instale una nueva empresa o que se convierta en un centro cultural de gestión privada? Si es lo segundo, estoy totalmente de acuerdo, en Sevilla vendría muy bien un mayor número de espacios privados que ofrecieran alternativas culturales, más que nada para que la ciudadanía pueda ver más cosas y no sólo la que nos programe la Administración de turno.

Un saludo!

pruq dijo...

El proyecto esta más que obsoleto a estas alturas, aunque es más interesante que no usar para nada la fábrica. Por supuesto me refiero a gestión privada de centros culturales. El único problema es que es dificil competir contra gratis total, pero se puede, con esfuerzo e imaginación.

eventoensevilla dijo...

Es difícil competir contra el gratis total porque aquí la gente está muy mal acostumbrada. Sin embargo, cuando viajamos, no nos importa pagar lo que sea necesario para entrar en el Museo tal o en la exposición cual...

Quizás la gestión de este hipotético centro podría recaer sobre varias empresas de forma que las actividades fueran constantes y la variedad más amplia y así conseguir un hábito en la ciudadanía. Creo sinceramente que si a la gente le ofreces un producto de calidad, responde bien. Ahí tienes el ejemplo del Circo del Sol con entradas bastante caras y que sin embargo es todo un éxito cada vez que visita Sevilla.

Un saludo!