Páginas

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Operación silencio

Al final nos hemos quedado sin saber a cuánto asciende concretamente el recorte que el Ayuntamiento ejecutará el año que viene en el Teatro de la Maestranza. Maribel Montaño ha jugado bien sus cartas y no se ha hecho público dicho recorte. El Consorcio del Teatro únicamente ha hecho un comunicado en el que dice que Junta de Andalucía, Ministerio de Cultura y Diputación de Sevilla mantienen su aportación con las mismas cantidades que el año pasado y que el Ayuntamiento se compromete a "equilibrar" en años sucesivos el recorte de 2010. Es curioso que las otras administraciones, con los mismos problemas económicos que el Ayuntamiento, sean capaces de mantener su aportación mientras que el Consistorio lo ve tan complicado.
.
Eso sí que es transparencia y lo demás son tonterías. Lo único que nos queda es el compromiso del Consorcio de que la calidad de la programación nos disminuirá aunque resulta más que evidente que sí lo hará la cantidad de espectáculos. Es pura matemática, si mantienes la calidad con menos dinero, hay que reducir la programación.
.
Lo que no terminamos de entender muy bien es que las asociaciones que hace unos días tacharon de insolidario al Ayuntamiento por el recorte, ahora hayan cambiado su discurso y afirmen entender la situación y apoyan la decisión del Ayuntamiento siempre que se equilibren las cuentas en próximos ejercicios. Al parecer todo se debe a una llamada telefónica en la que se les ha explicado la situación. Lástima que el resto de los mortales no tengamos esa comunicación fluida y no podamos saber de boca de la delegada el por qué la Cultura se menosprecia de esta forma en nuestra ciudad. ¿Acaso la Cultura no crea puestos de trabajo? ¿No vive mucha gente de la Cultura? ¿La industria cultural es menos prioritaria que otras partidas del Ayuntamiento?
.
Seguiremos con la duda y esperaremos a enero para saber (o no) en qué situación queda la ROSS que, dicho sea de paso, anoche ofreció un concierto magnífico interpretando la 6ª Sinfonía de Tchaikovsky dejando a todo el teatro enmudecido por la profundidad y tristeza de su lamento sinfónico. Por cierto, tampoco anoche vimos a Maribel Montaño por el teatro. Quizás si hubiera asistido al concierto se habría arrepentido de sus "pecados".
.
Fuente: ABC
.

No hay comentarios: