Páginas

miércoles, 15 de julio de 2009

Actuación en el Hospital de la Caridad y en la iglesia de Montserrat


Toda ciudad monumental que se precie tiene que cuidar con mimo su Patrimonio. No sólo por ser la herencia que ha recibido a lo largo de la Historia y que debe legar a las generaciones futuras, sino porque el estado de su patrimonio monumental y artístico es la principal tarjeta de visita ante el mundo.
.
Sevilla no siempre hace bien sus deberes en esta materia, pero esta tendencia podría invertirse a tenor de las noticias que estamos recibiendo esta semana. El inicio de las obras de emergencia en Santa Catalina y Santa María la Blanca era algo más que necesario ante el peligro que corren ambos templos. Pero otros edificios serán restaurados durante estos meses que vienen.
.
La fachada principal del Hospital de la Caridad va a ser tratada para subsanar desperfectos además de pintarse de nuevo toda la fachada. También se va a actuar en la fachada de la iglesia de Montserrat, en la Magdalena. En este caso la actuación es de mayor envergadura, se pretende recuperar las pinturas al fresco que decoraban la puerta principal además de renovar el enfoscado de la fachada. Por estética será eliminado el cableado que actualmente pasa por delante del edificio y que por Ley debería estar soterrado.
.
Esperemos que poco a poco la ciudad vea como algo cotidiano actuar en su patrimonio tanto civil como religioso ya que está más que demostrado que esperar al último momento cuando los edificios corren riesgo de perderse no es la mejor manera de conservarlos, además de necesitar de presupuestos desorbitados.

2 comentarios:

Edward dijo...

Un goteo lento pero continuo parece.

Estamos en racha...

Ay sl daño que hacen las líneas aéreas de cableado!!

Un saludo

eventoensevilla dijo...

Sólo falta que las restauraciones y rehabilitaciones se hagan con cuidado y respeto porque luego pasan cosas como la Casa de los Artistas en la calle Feria, que la han restaurado, sí, pero de lo que era a lo que ha quedado hay un trecho inmenso.

Un saludo!