Páginas

domingo, 10 de mayo de 2009

Monasterio de San Jerónimo



Hacía ya mucho tiempo que no sabíamos nada del Monasterio de San Jerónimo. Oficialmente se está trabajando en este edificio renacentista para convertirlo en centro cívico del barrio al que da nombre. El proyecto, además de las distintas salas destinadas a los vecinos acogería un centro de interpretación del Monasterio donde se explicaría su historia y se mostrarían distintos restos arqueológicos hallados en las obras de rehabilitación. Esa es la versión oficial. Lo cierto es que las obras de restauración se porlongan ya desde hace años y parece que nunca acaban. Ni siquiera sabemos si siguen su curso o no. Hoy nos encontramos una noticia de ABC donde se recoge la denuncia del Partido Popular por el estado de abandono del edificio (en el claustro las jaramagos alcanzan el medio metro de altura según la foto que acompaña la noticia). Además, se critica la falta de vigilancia, hecho que se ha denunciado en más de una ocasión y que ha ocasionado un expolio masivo del monasterio perdiéndose elementos de incalculable valor.

Desde este Blog ya incluímos al Monasterio de San Jerónimo en nuestra sección de Patrimonio en peligro, pero parece que el paso del tiempo confirma esa etiqueta. Para cuando acaben las eternas obras, ¿habrá algo que ver en el Monasterio? ¿Tan difícil es presupuestar una intervención y llevarla a cabo?

3 comentarios:

el aguaó dijo...

Soy un defensor acérrimo del Monasterio de San Jerónimo de Buenavista, por pertenecer al barrio y haber estudiado Historia del Arte. De hecho, estoy investigando su historia y la relación con Sevilla desde su creación hasta la desaparición de la Orden Jerónima de sus muros debido a la exclaustración primero y el abandono después.

Es una lástima y una auténtica pena lo que están haciendo con esta obra de Arte totalmente infravalorada y abandonada a la desidia y dejadez de todos los mandatarios que han pasado por el Ayuntamiento. El edifico que se ha solapado a la zona claustral en el eje donde se encontraba el mirador, es un cubo que se traga (literalmente) la fachada de esa zona.

La vigilancia, como bien has expuesto, brilla por su pura ausencia y los trabajos están paralizados desde hace meses. Me consta, porque he tenido la oportunidad de entrar, que se han modificado completamente algunas zonas del enclave formado por esquina del claustro correspondiente a la entrada de lo que era "nuevo refectorio", y una estancia denominada "anterefectorio", así como los restos de las escaleras a los miradores.

Es una auténtica vergüenza que el Monasterio de San Jerónimo de Buenavista, residencia real para los monarcas que entraban en Sevilla, sede de obras artísticas como la escultura de Torrigiano o pinturas de Valdés Leal, sea una mofa y burla del apartado de Patrimonio, que lo mantiene olvidado y abandonado a unas obras eternas que no hacen justicia con la Historia e importancia que atesora esta joya renacentista, cuyos restos han sido expoliados en múltiples ocasiones y esperan su defunción total o la resolución de una supervivencia que se antoja difícil y realmente preocupante.

Muchísimas gracias por esta entrada y felicidades por la misma.

Un más que cordial saludo de un amante de este Monasterio olvidado.

eventoensevilla dijo...

Vaya, pues entonces la cosa está peor de lo que pensaba, no sólo está abandonado sino que la actuación para hacer un centro cívico ha sido del todo desacertada. Sinceramente, es una pena y no entiendo cómo pueden pasar estas cosas a día de hoy. Bueno, miento, claro que lo sé, estamos en Sevilla... es normal que pasen...

¿Crees que sería posible documentar con fotos lo que comentas o es imposible entrar allí? ¿No es denunciable esta actuación? Quizás a través de la asociación de vecinos de San Jerónimo.

En fin, un saludo, compañero de estudios y profesión y mucha suerte con tu investigación :) Para cualquier cosa sobre el Monasterio no dudes en escribir a la dirección del Blog, que si puedo hacer algo por este edificio, lo intentaré :)

Anónimo dijo...

yo pensaba que se estaba rehabilitando. Recuerdo años atrás haber asistido en el patio del claustro a obras de teatro de los Ulen y a un concierto de Caipercaille. Increible lo de esta Sevilla, o mejor dicho, totalmente creible.